Uncategorized

Vía Loja-Zamora es recordada con dolor por la ciudadanía

Publicado

on

Luego de 29 años la ciudadanía zamorana recuerda el fatídico accidente ocurrido en 1992 en la vía Loja- Zamora, donde un bus de la cooperativa Unión Yantzaza fue arrastrada por la fuerza de la naturaleza sin dejar sobrevivientes. Se dice que el bus salió a las 18:00 del 7 de junio de aquel año desde la terminal terrestre de Loja con destino a Zamora, pero nunca llegó.

Iván Pucha de 47 años de edad recuerda con nostalgia aquel 7 de junio de 1992, pues su padre había salido a hacer algunas diligencias en la ciudad de Loja, luego de terminar sus asuntos pendientes retornaría hacia la provincia amazónica en compañía de su hija, él tomó el bus de la Cooperativa Unión Yantzaza que salía a eso de las 18h00 con rumbo a Zamora Chinchipe, pero lamentablemente nunca pudo llegar a su destino; una fuerte lluvia cayó sobre la selva amazónica, haciendo de este viaje un peligro, a más de la compleja vía (vía antigua), minutos más tarde la cooperativa Yantzaza habría sido arrastrada por un deslave, causando la muerte de su padre, hermana y de todos los pasajeros.

Pucha menciona que el cuerpo de su hermana pudo ser encontrado luego de nueve días, pudieron reconocer el cuerpo gracias a ciertas particularidades y cicatrices, sin embargo, con tristeza y estremeciendo su cuerpo nos dice que su padre fue encontrado a los 20 días, varias personas nunca fueron halladas y otros cuerpos nunca pudieron ser reconocidos, pues no poseían extremidades y en algunos casos las cabezas estaban totalmente destrozadas.

“Yo tenía 18 años cuando este accidente marcó la vida de toda mi familia, éramos 6 hermanos, mi padre era el sustento de mi familia, nuestro pilar y ejemplo a seguir, fue muy doloroso tener que buscar sus cuerpos en la orilla del rio, caminábamos de sol a sol en busca de nuestros familiares, todos teníamos una pequeña esperanza de encontrarlos vivos, con el paso de los días íbamos aceptando el destino sin dejar de ser un hecho doloroso para todos nosotros y centrando nuestra fuerza en encontrar sus cuerpos y brindarles cristiana sepultura” acotó Pucha.

Pucha también habló acerca de una coincidencia en la hora del accidente registrado en el año 1992 y el suscitado el pasado 23 de octubre de 2021, cuando se conoció de la noticia que un derrumbe había arrastrado dos vehículos y en ello 6 personas fallecieron por la vía nueva, casi al frente donde se registró el accidente del bus de la Yantzaza “es una noticia en realidad escalofriante, las fuertes lluvias siempre nos han causado estragos materiales y pérdida de nuestros seres queridos”.

El ciudadano Charles, recuerda con tristeza cada uno de los accidentes ocurridos en la vía Loja- Zamora, “ desde que tengo uso de razón, en esa vía ha existido un sin número de accidentes que han cobrado la vida de amigos y familiares,  traigo a mi memoria el caso de un pequeño camión de coca cola que cayó al barranco y acabó con la vida de su conductor, el cuerpo fue encontrado; en otros casos y cuando el río crece las tareas de búsqueda son complicadas y hay quienes nunca pueden hallar los cuerpos”.

Charles también perdió a su padre en un accidente ocurrido en esta zona, “fue una etapa muy dura, buscar el cuerpo de mi papá llevo mucho tiempo, a la búsqueda se unieron expertos de varias provincias del Ecuador, esta tragedia nos llenó de dolor, por ello en épocas de lluvia recordamos y revivimos con nostalgia esos acontecimientos, en el año 1992 murió mi padre,  tuve que dejar de estudiar y empezar a trabajar para apoyar a mis hermanos, me convertí en la cabeza de la familia, gracias a Dios logramos salir adelante, uno de mis hermanos se fue al exterior y el otro trabaja conmigo en el negocio de la madera, esta es una actividad que heredamos de mi papá”.

Edin Rodríguez, también trae a su memoria el accidente ocurrido un día 7 de junio del año 1992,  “recuerdo las torrenciales lluvias, el lugar en donde ocurrió el accidente en ese año ya mostraba características de un posible deslizamiento de tierra muy grande, poco a poco la peña iba generando pequeños deslaves, lamentablemente las autoridades de ese entonces no prestaron atención a los reclamos de los habitantes, en ese sector había una alcantarilla que ya quedó totalmente destruida por los constantes deslaves, los conductores que ya conocíamos el lugar teníamos la precaución de mirar bien y tratar de salir rápido de esa curva, los conductores nuevos no tenían esa precaución, lamentablemente el chofer del bus de la cooperativa Unión Yantzaza demoró en salir por lo feo que era esa parte y seguro ahí fue arrastrado por el deslave, yo venía atrás de la cooperativa junto a dos carros más, vino que el bus entró a la curva y nada más, en un inicio se pensó que el bus pasó y a nosotros el derrumbe no atrancó, en ese rato nadie se imaginaba que el derrumbe arrastró al bus, todo era obscuro, neblina y lluvia, nosotros nos regresamos porque el deslave era grande”.

Rodríguez, con nostalgia dice que no se percataron de que la unidad de la Unión Yantzaza fue arrastrada por la fuerza de la naturaleza, pues el lugar estaba bastante oscuro, relata la historia de su primo, quien debía viajar en ese bus con rumbo a Zamora, “ mi primo estaba ya subido en el bus, por cosas del destino se encuentra con un amigo que le insiste en que se quede en la ciudad de Loja, fue tanta la insistencia que mi primo se bajó del bus, entre tanta gente que estaba en el pasillo, todos recordamos que antes se acostumbraba a llevar personas paradas en el pasillo, (ahora sigue siendo igual), yo creo que entran por lo menos unas 20 personas más a parte de los que van sentados, la tragedia acabo con la vida de más de 60 personas de Zamora, Loja y otras provincias del país”.

Al siguiente día nosotros emprendimos el viaje nuevamente hacia la ciudad de Zamora, aquí fue cuando nos dimos cuenta de lo que había ocurrido la noche anterior, en el sector había un tractor que estaba permanentemente haciendo labores de limpieza por los constantes derrumbes, cuando el tractor empieza sus tareas de limpieza y arroja los escombros hacia el barranco, una persona va a la orilla y mira hacia abajo y se da cuenta de que había un bus cruzado, sin ventanas y bastante destruido, eso fue aproximadamente a las 7 de la mañana, es ahí cuando dan la alarma e inician las labores de rescate, se presume que la unidad de transporte quedo atrapada en la alcantarilla y mientras intentaban salir de ahí se produjo el deslave o el deslave arrastró al bus contó Rodríguez.

Finalmente, manifiesta que por la formación geológica del sector vuelve bastante peligrosa la vía, además de que las vibraciones de los camiones de carga pesada que circulan por el sector generan también movimiento en las laderas de la parte alta y esto hace que cuando llueve se ocasione constantes deslaves en la vía. (I) ZT

Click to comment

Trending

Salir de la versión móvil