ULTIMA HORA

Cuatro claves para entender el punto de Liga en el Capwell

Pablo Campos

Liga de Quito obtuvo un resultado positivo en el estadio George Capwell, ya que le bastará con un empate 0-0 en el Rodrigo Paz Delgado para ganar el título del 2018.

Te presentamos cuatro claves por las que Liga de Quito sale beneficiado con la igualdad en el estadio Capwell:

1. Capacidad para soportar las adversidades. Han sido horas intensas para los albos. La noche anterior al partido, la dirigencia batalló su propio partido al lograr imponerse a los deseos de la televisión de imponerle el horario para la final de vuelta. Finalmente se jugará a las 12:00 como Liga quería y no a las 17:00 como buscaba GolTv. Con ese antecedente, el equipo salió a la cancha envalentonado. Pero las dificultades asomaron en el juego: el gol de Brayan Ángulo, a los 45 minutos y la lesión de Franklin Guerra, su defensa más confiable, en el génesis del segundo tiempo, pusieron a prueba el carácter ganador del equipo. Kevin Minda suplió con éxito a Guerra y Anderson Julio logró el empate para los albos para saltear las dificultades.

2. El gol de visita. Por primera vez en instancias finales, el gol de visita tiene una validez clave: la conquista de Anderson Julio pudiera ser definitiva para los universitarios. Un empate 0-0, el domingo en Quito, será suficiente para que los azucenas sean campeones, luego de ocho años de sequía.

3. La influencia de Gabbarini e Intriago como comandantes. Adrián Gabbarini es hincha de Independiente de Avellaneda. Su amor por el equipo hace que siempre escoja el uniforme rojo para los partidos. Hoy fue decisivo para que Liga consiguiera el resultado. Bloqueó con autoridad tres lanzamientos directos de Emelec. Además, supo controlar los tiempos del partido, dosificar y ordenar a sus compañeros desde el fondo de la cancha. Pero, en el podio de figura del partido tuvo que compartir créditos con el capitán Jefferson Intriago. El manabita estuvo colosal en el cierre, inteligente en el traslado del balón y siempre fue una opción de pase para buscar superioridades numéricas en el centro de la cancha.

4. Un equipo solidario y con las líneas juntas. Liga mostró un bloque sólido y con líneas que trabajaron de forma muy cercana. Empezó el partido con un esquema 1-4-2-3-1, con los hermanos Anderson y Jhojan Julio y Fernando Guerrero cobijando al goleador Juan Luis Anangonó. El ariete siempre bajó a acompañar en las labores defensivas. Ya con el 1-1, el técnico Pablo Repetto mandó a la cancha a Edison Vega para potenciar la defensa con un esquema 1-4-5-1, con Jefferson Orejuela y el inagotable Intriago como feroces recuperadores en la primera línea de volantes. (D)

Fuente: Bendito Fútbol

ALupercio

Es un medio de Comunicación que facilita intercambiar ideas y mostrar la realidad de nuestros pueblos

Deja un comentario