ULTIMA HORA

La agricultura un trabajo poco valorado

En los alrededores del centro comercial Reina de El Cisne del cantón Zamora, los agricultores exponen una  gran variedad de frutas que por lo general se cosechan en los meses de marzo, abril y mayo en Zamora Chinchipe.
Alrededor de nueve mujeres, cada una, con ofertas propias como “venga los yarazos 15 a un dólar”, o “lleve, linda naranjilla”, tratan de atraer a las personas para venderles papaya, zapote, caña, mandarina, granadilla silvestre,  naranja, o huevos criollos.
Y si lo consiguen el siguiente paso es negociar y tratar de expender sus productos a un precio justo. Blanca Chiriboga, quién lleva en la agricultura 30 años, cuenta que esto a veces es un problema porque la ciudadanía no valora el trabajo que realizan para obtener los productos.
Revela que a veces han recibido insultos por parte de los compradores que no están conformes con los precios “pero como uno tiene la mercadería hay que aguantarse como sea”, expresa resignada Blanca.
Ella sostiene que los valores son los adecuados y explica que el cuidar una planta limpiándola y protegiéndola de los insectos y después traer el producto hasta la ciudad pagando una camioneta de transporte público representa gastos.
“Para tener una planta de papaya hay que esperar un año y para cosechar seis meses más y si la planta se rompe por el peso se acaba todo lo invertido”, expresa la agricultora.
De la misma forma opina, Luz María Quitisaca, quién exterioriza que el campo es sacrificado. “Para coger las frutas hay que subir en árboles enormes y en algunos casos espinosos”, señala mientras avisa las mandarinas 12 a un dólar.
De su parte una ciudadana que prefiero no dar su nombre reconoce que existe una cultura del regateo que a veces no “ayuda a ninguna de las dos partes”. (MJE)

ALupercio

Es un medio de Comunicación que facilita intercambiar ideas y mostrar la realidad de nuestros pueblos

Deja un comentario