ULTIMA HORA

Mujer

En el día de la mujer denuncio la explotación subrepticia que actualmente existe hacia ellas.
Quienes tienen la condición de pagar la realización de algún servicio del cual la mujer se hace cargo, están evadiendo su responsabilidad, están engañando a la honestidad que todos debemos profesar; pese al mejoramiento de la ley laboral por las políticas públicas existentes, la mujer sigue siendo exprimida-explotada, no se le paga como corresponde a su esfuerzo.
He conversado con muchas mujeres, amigas y familiares, quienes han estado contratadas de manera verbal y alevosamente sin la mediación de un contrato legal, allí no se les ha reconocido su derecho a la afiliación a la seguridad social. Quienes les contratan tienen el repugnante descaro de dejar claro que únicamente pagarán la remuneración básica pero que por la situación actual de ellos, no ofrecerán seguro social. Esta injusticia causa el mismo daño que el cometido en el feminicidio, deja la misma secuela que la cometida en el acoso sexual. Y lamentablemente a veces quienes perpetran esa injusticia son mujeres también, poseídas por la ambición al dinero.
¡Basta de ese tipo de violencia que baña de menosprecio la dignidad de la zamorana!
Este es un llamado al decoro, al honor tanto de la mujer como del varón hacia la condición de mujer.
Cada sociedad debe luchar para que ante los ojos de todos sus integrantes, el ejercicio del reconocimiento de los derechos incorporados en la justicia, se observen; los zamoranos debemos hacer lo que nos corresponde y más aún nuestro propio ejemplo a seguir. Que queden a un lado los pueblos sordos a este llamado. Que aquí en nuestra Zamora haya una manera propia de vivir nuestros derechos nacionales. Que los otros pueblos nos sigan.
A veces los pueblos caen en la tentación de considerar, que como otros pueblos no cumplen sus leyes, ellos tampoco deben hacerlo, diciéndose en silencio colectivo, pero en ruido grupal: ¡como los otros no respetan, por qué debo hacerlo yo! ¡Basta!
Denuncio también que en Zamora está creciendo el rumor de existencia de mujeres prepago, un término que tiene un lugar de origen que no es el nuestro. Aunque no existe documentación que respalde íntegramente su presencia, es un fenómeno social de gran envergadura, refleja degradación moral. Y es multicausal: económico, etc. En Zamora estamos atravesando serios problemas de los cuales no estamos siendo tan eficientes a la hora de darles respuesta. Como que nuestra forma zamorana de organizarnos enfrenta una crisis, o esta se está haciendo cada vez más evidente.
Que este 8 de marzo todos los zamoranos, en agradecimiento a la madre que nos dio la vida y a Zamora que nos la completó, nos comprometamos a exigir a todas y todos dar los beneficios de ley a todas las mujeres trabajadores, pero más que todo a respetar su dignidad.
Richard O. Guayanay
1900406156
El Remolino, 07/03/2018 

ALupercio

Es un medio de Comunicación que facilita intercambiar ideas y mostrar la realidad de nuestros pueblos

Deja un comentario