ULTIMA HORA

Expertos creen que para emprender e innovar es necesario cambiar la educación y mentalidad

El emprendimiento y la innovación son la base del desarrollo productivo del Ecuador, por lo que es necesario fomentarlo, con la participación activa del sector público y privado. Con esas palabras Esteban Albornoz, abrió el Taller sobre Emprendimiento e Innovación. Nuestro país no cuenta con un marco legal que impulse estas actividades. A esos cambios vamos a aportar, agregó César Rohon.

Los dos legisladores son autores del proyecto de Ley en esta materia, que está en proceso de socialización. En esta ocasión, lo realizó con expertos en el tema y la academia, quienes compartieron sus experiencias y expresaron sus criterios.

La idea de fondo es revolucionar el país e impactar en el tema económico, enfatizó Rohon, mientras Albornoz, mencionó la necesidad de discutir, trabajar y crear espacios que ayuden a mejorar el clima de negocios de los emprendedores, quienes son generadores de empleo.

Ecuador es el país número uno en la región, sobre el índice de emprendimiento, por lo que es necesario propiciar un ambiente propicio para desarrollar sus negocios. Queremos crear un ecosistema de emprendedores, es decir, todo aquello que facilite su accionar, sostuvo Claudia Arteaga, moderadora del evento antes de dar la palabra a Juan Gómez, confundador de Waykana. Manifestó que quiere tener un país con empleo y pidió que se otorguen incentivos para las organizaciones que desarrollen incubaciones.

Hay un marco regulatorio que nos perjudica, agregó Ernesto Kruger, fundador de Kruger Corporation, quien, además, manifestó que a eso se suma la falta de crédito para este sector. Este investigador cree que se deben generar cambios desde la educación, puesto que nos enseñan a hacer empleados y tenemos una cultura local: el 92% de los emprendimientos que sobreviven se quedan en el país. Consideró que Ecuador necesita una conversión hacia innovación.

El rol de la educación la profundizó Wilson Araque, de la Universidad Andina Simón Bolívar, quien razonó que en este tema no solo deben estar involucradas las universidades, sino todo el sistema educativo, desde la escuela. Hay que ir rompiendo la idea de que la gente se prepara para ser empleado de otro. Asimismo, es importante que se concientice que emprendimiento no necesariamente es sinónimo de creación de empresas, agregó.

A veces es necesario ser empleado para emprender, fue, en cambio, el criterio del asambleísta Rohon. Para él hay que tener ganas y corazón para emprender y estar consciente que también se fracasa. Por su parte, sobre el tema de créditos insistió el legislador Albornoz. Explicó que en el proyecto se pone mucha importancia a nuevas formas de financiamiento, porque Ecuador tiene futuro para el emprendimiento e innovación.

En mi caso me acerqué al emprendimiento no por las bases universitarias, sino por los actores del ecosistema, así como conocer a otros emprendedores. Tenemos que reeducar sobre nuestra forma de pensar sobre el emprendimiento: que se lo mire como un prototipo de lo que quiero ser, necesitamos compartir los casos éxitosos, precisó Juan Gómez.

Para Kruger se requiere ser pragmático y no necesariamente un título universitarios. Cree que las universidades, muchas veces, se alejan de las realidades. Sugirió no tener miedo en el momento de emprender, tener liderazgo y hablar de la mala cultura del emprendimiento.

ALupercio

Es un medio de Comunicación que facilita intercambiar ideas y mostrar la realidad de nuestros pueblos

Deja un comentario