Policías y militares iniciaron una operación conjunta en zona minera de Imbabura

Un total de 1.200 policías y 1.500 militares acompañados de al menos 20 fiscales ingresaron esta madrugada a la parroquia La Merced de Buenos Aires, en la provincia de Imbabura, para retomar el orden y la seguridad en una zona en la que a partir de la explotación minera ilegal y artesanal se estaban generando varios delitos.

La operación llega a solo horas de que el presidente de la República, Lenín Moreno, decretara el estado de excepción para el área. En rueda de prensa, la ministra del Interior, María Paula Romo, refirió que la intervención abarca toda la parroquia, cuya extensión es de 433 kilómetros cuadrados de extensión y una población de 1.890 habitantes.

No obstante, dijo la funcionaria, las acciones también se extenderán en los alrededores de la zona para evitar que se abran nuevas bocas de mina ya que hay vetas expuestas.

El ingreso de policías y militares se inició entre las 04:30 y 05:00 de este martes. La acción no solo tendrá como objetivo las actividades ilícitas de recursos mineros, sino también la desarticulación de grupor armados irregulares que se habrían desarrollado alrededor del tema minero para sostenerlo como para lucrar del mismo.
Romo manifestó que durante el 2018 fueron desarticulados 65 grupos delictivos y en lo que va del año otras 27 agrupaciones delictivas han sido desarticulados. En esos dos años se ha aprehendido a 859 personas vinculadas a varios delitos.

De ahí que, sostuvo la secretaria de Estado, señaló que no hay una omisión del Estado en torno a ejecutar acciones en la zona, pero reconoció que la magnitud de la situación ha obligado a una intervención de esta magnitud.

Según las autoridades, al menos once delitos paralelos a la minería ilegal habrían sido detectados por operaciones básicas de inteligencia. Entre estos estarían trata de personas, homicidios, explotación sexual y laboral, evasión fiscal, lavado de activos, extorsión, intimidación, entre otros.(I)
El Universo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *