Connect with us

INTERNACIONALES

Italia espera una desaceleración de la pandemia de COVID-19 esta semana; baja cifra de nuevos fallecidos

Publicado

on

Roma –

Italia, puesta de rodillas por la pandemia del coronavirus, retiene el aliento este lunes, aferrándose a la leve esperanza de que la disminución del número de muertos registrada la víspera comience a desacelerar la propagación de la enfermedad.

«Las cifras anunciadas (el domingo) son menores que las del sábado. Espero, y todos esperamos, que estas cifras puedan ser confirmadas en los próximos días. Pero no hay que bajar la guardia», declaró el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli.

Italia, que registra cerca 5500 muertes en un mes, reportó el domingo 651 nuevos decesos vinculadas al coronavirus, 142 menos que el récord de la víspera (793), y 5560 casos de contagio adicionales, 997 casos menos que los anunciados el sábado.

En Lombardía también, la región del norte que ha sufrido el mayor golpe en Italia, las cifras también en disminución son tomadas con gran cautela.

«Los datos están en claroscuro. Hoy, la claridad prevalece aunque no podemos cantar victoria», matizó Giulio Gallera, responsable de Salud del gobierno regional.

Esas cifras son de «buen augurio», aunque en realidad solo «a partir del martes podremos saber si el confinamiento ha tenido éxito», es decir, dos semanas después de que la medida fue adoptada a nivel nacional el 10 de marzo.

Igualmente prudente, Giovanni Maga, virólogo del Instituto de Genética Molecular del Consejo Nacional de Investigación de Pavía (norte), quien señaló que «la evolución de los casos positivos es a veces fluctuante».

«Debemos esperar al menos dos o tres días para saber si se trata de una tendencia real o no», estimó este lunes en el canal de noticias Rai News 24.

«Demasiado laxo»

Para aumentar las posibilidades del país de salir más rápido de la pandemia, el gobierno amplió el lunes las medidas de confinamiento, ordenando parar toda la industria de producción no esencial y prohibiendo a los italianos desplazarse de una localidad a otra, salvo en casos «de urgencia absoluta» o por «motivos de salud».

El objetivo de estas nuevas medidas es detener al máximo la circulación de personas, y evitar lo que sucedió el fin de semana del 7 y 8 de marzo tras la orden que puso en cuarentena a 15 millones de habitantes del norte.

Entonces, miles de personas que trabajan en el norte se precipitaron a aeropuertos y estaciones de buses y trenes para reunirse con familiares en ciudades del sur del país, contribuyendo a la propagación del virus en regiones menos equipadas en términos de salud.

La gran mayoría de los italianos ahora parece aceptar y respetar las medidas restrictivas que muestran las calles desiertas de las principales ciudades italianas desde Milán hasta Nápoles, pasando por Roma y Florencia, lejos de las multitudes vistas hace dos semanas en playas o parques.

Como lo ha hecho desde hace varios días, el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana (extrema derecha), calificó una vez más el nuevo paquete de restricciones como «demasiado laxo», sorprendido por ejemplo de que los hoteles y las obras de construcción no sean cerradas en toda Italia, a diferencia de su región.

En plena crisis sanitaria, la opinión sobre el desempeño del jefe de gobierno, Giuseppe Conte, alcanzó niveles sin precedentes de 71% favorables contra 52% en febrero, según el periódico la Repubblica.

Esta misma encuesta revela que el 94% de los encuestados considera que las medidas adoptadas por el ejecutivo son «positivas», incluso «muy positivas», desde el cierre de las escuelas hasta el cese de actividades comerciales, incluida la limitación de la circulación de personas.

Para el 46% de ellos, Italia enfrenta de mejor forma esta crisis histórica que otros países europeos. (I) Fuente: El Universo

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INTERNACIONALES

Informe británico advierte que las medidas de distanciamiento social ante coronavirus podrían ser necesarias hasta 18 meses

Publicado

on

Un informe elaborado por científicos del Imperial College de Londres alertan de que posiblemente habrá que esperar a una vacuna para ganar al coronavirus. Las noticias más esperanzadoras hablan de que podría lograrse en un año.

Mientras tanto, la cuarentena que muchas naciones han implantado entre sus ciudadanos para tratar de frenar la propagación debería extenderse al menos entre 12 y 18 meses, según advierte el informe elaborado por un equipo del Imperial College de Londres, colaborador de la Organización Mundial de la Salud en la modelización de enfermedades infecciosas.

En este mundo con más 7 mil millones de habitantes y al momento con más de 30 mil fallecidos y unos 650 mil contagiados, nada volverá a ser normal durante un largo tiempo.

Los autores analizan con modelos epidemiológicos las dos estrategias contra el coronavirus que hay sobre la mesa: la de contención o mitigación, planteada en un primer momento por Reino Unido para ralentizar, pero no detener, la propagación de la epidemia, y la de supresión de la transmisión, como se intenta ahora en España y en Italia con medidas drásticas de encierro en los hogares y el ejército en las calles.

Similares acciones se desarrollan ahora en Ecuador donde las medidas restrictivas han ido aumentando a medida de que se conoce de miles de contagios.

La idea de los científicos, liderados por el epidemiólogo Neil Ferguson, recomiendan la estrategia de supresión, pero advierten de que será necesario “mantener las medidas, al menos de manera intermitente, mientras el virus circule por la población o hasta que haya una vacuna disponible”. En el caso del COVID-19, “se necesitarán al menos unos 12 a 18 meses antes de que tengamos una vacuna”.

Qué se busca con la mitigación

El equipo científico calcula que unas políticas de mitigación óptimas que implica aislamiento de casos sospechosos, con respeto a la cuarentena de su entorno y el distanciamiento social de las personas mayores o con enfermedades graves, se podrían evitar tal vez la mitad de las muertes.

El modelo inglés predice unas 250 000 muertes en Reino Unido y hasta 1,2 millones en Estados Unidos, destaca el diario español El País.

Aunque no se habla de permanecer 18 meses encerrados en la casa, también se ha pensado que podrían ser cuarentenas intermitentes. “Una estrategia mínima de supresión incluye el distanciamiento social de toda la población, combinado con el aislamiento de casos en su casa y el cierre de escuelas y universidades”, señala el informe. “Para evitar un repunte en la transmisión, estas medidas deben mantenerse hasta que haya suficientes existencias de vacunas disponibles para inmunizar a la población, lo que podría ser dentro de 18 meses o más”, subraya.

El informe recuerda que los casos exitosos de China y Corea del Sur muestran que es posible conseguir la eliminación de la transmisión en el corto plazo, pero “está por ver si es posible a largo plazo, y si es posible reducir los costos económicos y sociales de las medidas adoptadas hasta ahora”. (I) Fuente: Bendito Fútbol

Continuar Leyendo

INTERNACIONALES

Coronavirus: OMS pide un cambio de estrategias para «vivir con este virus» hasta tener una vacuna

Publicado

on

El jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud dijo este viernes que hacer pruebas a gran escala para detectar el nuevo coronavirus es una labor crucial, y que no se debe ver con recelo a los países que informan un mayor número de casos. También pidió un cambio hacia estrategias de salud pública que nos permitan «vivir con este virus» hasta tener una vacuna.

Los comentarios del doctor Michael Ryan indican un cambio de mentalidad en la OMS y la resignación de la agencia a que el virus identificado por primera vez en China a fines del año pasado ronde el mundo por un tiempo. El número de personas infectadas a nivel global superó las 585 000 el viernes.

«En este momento, nadie puede predecir cuánto tiempo durará esta epidemia», dijo Ryan en conferencia de prensa. “Estamos entrando y avanzando hacia un futuro incierto… Muchos países apenas comienzan el ciclo de esta epidemia».

Durante semanas, los funcionarios de la OMS hablaron durante las sesiones informativas diarias en Ginebra de un «momento propicio» para contener la propagación del virus. Pero últimamente ha habido indicios de que ese momento se ha ido.

Ryan pidió el viernes pasar de las medidas diseñadas para quitarle fuerza a la pandemia a las dirigidas a «objetivos mucho más precisos… que nos permitan, como mínimo, vivir con este virus hasta que podamos desarrollar una vacuna para deshacernos de él”. No se espera que haya una vacuna contra el virus durante al menos 12 meses.

El nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados en la mayoría de las personas, pero para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud preexistentes, puede provocar enfermedades más graves o la muerte.

Los funcionarios de la OMS siguen advirtiendo que aún se desconoce mucho sobre el virus, incluso por qué algunas personas que no son de edad avanzada ni tienen afecciones preexistentes se han enfermado gravemente de COVID-19.

Ryan dijo que del 10% al 15% de las personas menores de 50 años tendrán una «infección de moderada a severa».

Al mismo tiempo, los funcionarios de la OMS enfatizaron la importancia de hacer pruebas a gran escala y dijeron que les permitiría a los funcionarios de salud conocer mejor los brotes, incluso si un número creciente de personas con resultados positivos puede provocar inquietud.

«No deberíamos castigar a los países por tener números más grandes», dijo Ryan. «Si creamos una situación en la que reaccionemos de forma exagerada al número diario, entonces hay un desincentivo para hacer pruebas».

«Tener un número mayor significa que sé mejor dónde está el virus», dijo. (I)

Continuar Leyendo

INTERNACIONALES

A unirse en oración y ayuno invita Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Publicado

on

“Como médico y cirujano siento una gran admiración por los profesionales de la medicina los científicos y todos los que trabajan incansablemente para frenar la propagación del COVID-19”, inició diciendo el élder Russell M. Nelson, presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Mediante un video compartido por YouTube, el presidente hizo un llamado general a todos los miembros de la Iglesia y sus amigos a realizar un ayuno especial para superar los efectos del coronavirus en el mundo.

La invitación está prevista para realizarla mañana, con un ayuno y oración mundial para pedir por la actual situación que aqueja de manera global.

“Yo sé que durante estos tiempos desafiantes, podemos ser fortalecidos y animados al acudir a Dios y a su hijo Jesucristo, el Maestro Sanador. Los invito a unirse a mi en un ayuno mundial todos aquellos cuya salud se los permita, para orar, para pedir alivio de los efectos físicos, emocionales y económicos de esta pandemia global”, expresa el religioso en el mensaje.

“Unamos nuestra fe para rogar por la salud espiritual y física de todo el mundo. El Señor entiende los sentimientos que están experimentando”, agregó.

“Él los ama y se preocupa por ustedes, y yo también” , agregó Russell M. Nelson. (I)


Continuar Leyendo

LO MÁS VISTO