Connect with us

NACIONALES

Camas para pacientes en cuidados intensivos ponen en jaque a Salud

Publicado

on

La falta de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) pone en jaque al sistema de salud ecuatoriano frente a la pandemia de coronavirus.

Ahí, en esas unidades de atención crítica, con respiradores artificiales y monitores cardiacos, se libra la batalla contra el COVID-19, un mal que hasta ayer en la mañana había provocado la muerte de siete personas en el país y más de 11 000 en todo el mundo.

Ecuador, según las cifras que reportó en septiembre el Instituto de Estadística y Censos (INEC), cuenta con 1,4 camas por cada mil habitantes, esto es 29 502, de las cuales 1183 están en UCI. Esta última cantidad resulta insuficiente de cumplirse las proyecciones que hacen organismos de salud, basados en la población del país y el comportamiento del virus, que estiman que el 5 % de unos 850 000 “probables” contagios serían casos críticos, es decir, unas 42 500 personas podrían necesitar una cama de UCI.

“El 2 % podría fallecer. Esto en un escenario donde no se tomen las medidas necesarias para interrumpir el contagio”, advirtió esta semana la representante de la Organización Mundial de la Salud en Ecuador, Gina Watson.

Personal médico atiende a paciente en área de cuidados intensivos del Hospital Quito Sur del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Crédito: Cortesía.

De las 1183 camas de UCI, Pichincha y Guayas cuentan con la mayor cantidad: 334 y 357, respectivamente, mientras que hay provincias como Bolívar, Zamora Chinchipe, Orellana o Galápagos que, a diciembre del 2018, corte del INEC, no tenían camas de UCI para atención de pacientes críticos.

El número mayor de camas de Cuidados Intensivos, 415, corresponde a los hospitales privados. El Ministerio de Salud cuenta con 396 y el IESS tiene 194, según el INEC.

El director nacional de Salud del IESS, Mauricio Espinel, afirmó que aumentaron el número de camas a 239 en cuidados intensivos. ”Un número pequeño de personas ha requerido atención de alta complejidad”, dijo, “estamos listos para asegurar la atención, pero claro, hay un límite y el límite es la disponibilidad de camas en esos servicios”.

De ahí que hospitales del IESS como el Quito Sur hacen ajustes en áreas y personal. “Hemos hecho la estrategia de desalojar camas para prepararnos para esta epidemia”, dijo su gerente, Danilo Calderón.

También el Municipio de Guayaquil acondiciona la antigua maternidad de la Junta de Beneficencia para dotarla de 100 camas dobles. “Son literas con colchones nuevos, vamos a tener el aislamiento para 200 personas”, dijo Carlos Hernández, director de Infraestructura Comunitaria del cabildo.

Obreros aceleran readecuaciones en antigua maternidad del centro de Guayaquil. Foto: Cortesía.

El Ministerio de Salud no atendió una entrevista, pero mostró las imágenes de la ministra Catalina Andramuño recorriendo hospitales para constatar que haya equipos e insumos, y refutar las críticas de médicos y personal de salud ante la falta de bioseguridad.

“Los insumos son escasos, sobre todo mascarillas. Se ha planteado a las jefaturas que al personal de toda la emergencia se les den los implementos, no solo a los de primer contacto”, contó un médico. Mientras, la ministra aseguró que “ya se está haciendo la adquisición de gel, guantes, batas quirúrgicas, todo lo necesario para que nuestro personal siga atendiendo”.

El anuncio llegó el viernes, y en la víspera el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, mostró cómo se colocaban de prisa cientos de camas en un coliseo del parque Samanes de Guayaquil. “Queremos tener 250 camas listas para pacientes con sintomatología leve”, dijo.

Guayas registra el 75 % de los casos nacionales, según el reporte de la Secretaría de Gestión de Riesgos, cuya titular, Alexandra Ocles, admitió que “es un momento bastante complejo para todo el Ecuador”.

El boletín 15 de esta Secretaría informó el viernes de 7 hospitalizados y “con pronóstico reservado”, la etapa más grave, con neumonía por coronavirus. “En esta cuarta etapa (primera sin mayores síntomas, segunda leve y la tercera moderada) el enfermo respira 35 veces por minuto (lo máximo en un adulto es 20), hay taquicardias, trastornos de la conciencia”, explicó el especialista en Terapia Intensiva Luis Vergara.

Con neumonía grave y con ventilación mecánica, la mortalidad va del 30 al 40%, advierte Vergara, miembro de la Sociedad de Medicina Crítica. De ahí la importancia de las camas de UCI y Emergencias, dotadas de respiradores, las que deben llegar, recalca, al menos al 20 % del total general de camas.

“Hay que evitar que haya la necesidad de usar esos respiradores, y que los use quien los necesite, no cualquiera, que es lo está sucediendo en Italia, tuvieron que tomar decisiones muy drásticas”, concluye Enrique Valenzuela, exdirector del hospital Roberto Gilbert.

IESS cuenta con plan para atender casos COVID-19, pero tiene un límite

Mauricio Espinel, director de Salud del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), asegura que esta institución está preparada para enfrentar la pandemia del coronavirus que afecta a Ecuador, pero aclara que el plan de contingencia tiene un límite.

El miércoles pasado el IESS declaró la emergencia por el COVID-19, ¿cuál es el alcance de esta medida?

Para poder facilitar los procesos de compras, que toman tres meses, para insumos, medicamentos o equipamiento que se necesite de manera emergente.

¿Cuál es el presupuesto?

$20 millones.

¿Cuál es la capacidad de atención de casos de COVID-19, dependiendo de su gravedad?

Tenemos 239 camas de cuidados intensivos que pueden llegar a 300, alrededor de 200 de cuidados intermedios y alrededor de 400 de aislamiento. Tenemos un ventilador mecánico por cada cama de cuidados intensivos y 30 de respaldo, y estamos aumentando a través de una compra de emergencia de 23 ventiladores más.

¿Cuál es el porcentaje de ocupación actual de las camas de cuidados intensivos?

80 % (atención variada).

¿Cuántos casos de COVID-19 se atendieron o se atienden en hospitales del IESS?

34 (con corte al 19 de marzo de 2020).

¿Ha habido quejas sobre falta de insumos?

Algunas de nuestras unidades que no han previsto con la antelación el tema. Hay estrategias hasta que se resuelva la compra.

¿Qué pasó ahí?

Irresponsabilidad de los directivos de esas unidades.

¿Cuál es el plan si demanda de atención no para?

Ampliar la oferta hospitalaria y después ya no hay plan de contingencia. Todo tiene su límite, no se puede resolver sino hasta cierto punto. De ahí para allá ya no hay plan. Como el caso de Italia. (I) Fuente: El Universo

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

Las medidas de prevención en los mercados se respetan de la puerta para afuera

Publicado

on

A los vecinos que acuden a los centros de abastos, especialmente en las zonas más populares, les molesta la obligatoriedad de usar mascarilla y guantes. Tampoco acatan la distancia de un metro entre cada persona.

Mantener una distancia mínima de un metro entre cada persona y utilizar mascarilla y guantes son las medidas de seguridad implementadas que casi nadie respeta en los mercados de Guayaquil.

En el mercado Norte, ubicado en las calles Piedrahíta y Boyacá, en el centro de la urbe, la fila empieza a formarse poco antes de las 06:00, hora en que la plaza abre sus puertas durante la emergencia sanitaria.

A pesar de que las autoridades han sido reiterativas en pedir que las compras las realice un solo ciudadano por vivienda, para los vecinos del barrio esta no es más que una sugerencia que no están dispuestos a acatar.

Así, una mujer de mediana edad, con ropa deportiva, espera su turno acompañada de su esposo, hija y quien bien podría ser su madre o suegra. En cualquiera de los casos, una persona de la tercera edad.

En un hecho poco usual en el puerto principal, la puerta del mercado efectivamente abre a las 06:00, es decir, puntual; es hasta este momento que dura el supuesto orden y la compostura.

A medida que empiezan a ingresar, la brecha entre vecinos se va reduciendo. Un metro, ochenta centímetros, medio metro, un brazo. Para cuando el guardia dice “hasta aquí el primer grupo”, la distancia entre persona y persona difícilmente supera los 20 centímetros.

Los minutos pasan, la espera desespera y no demora en aparecer la primera queja. “Qué desgracia. Tenemos que esperar tanto porque el ‘bigotón’ regaló el antiguo edificio; ese era más grande, ahí entraba más gente”, reclama un hombre que lleva pantalón corto, sandalias y camiseta sin mangas (para no aguardar bajo el sol se protege en la sombra de un pilar).

Tras una espera de 25 minutos, el celador permite el ingreso del segundo grupo. Uno a uno empieza a aplicar gel desinfectante en las manos de los compradores, quienes una vez adentro lo primero que hacen es quitarse guantes y mascarilla. “Al fin entramos, ahora si nos podemos sacar tanta pendejada que están obligando a usar”, dice en voz baja y con claro tono de malestar la misma mujer que llegó acompañada de familia y media.

Otro más consciente de la emergencia en el país reprueba esta actitud con un comentario lanzado al aire. “Ignorantes, uno busca protegerse lo más que puede y estos se creen futbolista ingresando al cambio, que ni bien entran se sacan la camiseta del pantalón. Estos, en cambio, se sacan la mascarilla”.

En el interior de la plaza la situación ya es caótica y preocupante. Por un lado solo un puesto de vegetales está bien surtido y las personas ya han formado el clásico círculo del desorden. Todos piden y todos quieren ser atendidos primero. Y a la tendera no le importa más que vender y seguir vendiendo.

Algunos residentes que aguardan entrar en el tercer grupo, optan por retirarse ante el evidente desorden. “Me voy a comprar al supermercado nomás, aunque esté más caro, hay menos posibilidades de infectarse”, dice una joven mujer que se encuentra tercera en la fila de espera.

Al escucharla y ver su intención de desertar, vuelve a mí el recuerdo de la mala experiencia del día anterior. Me acerco a ella y le digo: “si está pensando ir al Tía, allá la cosa está igual o peor”. Me mira fijamente y resignada regresa a su lugar. (I)

En el mercado Grau Ruiz, en el Suburbio, se irrespeta la capacidad de clientes.

Aquí tampoco usan guantes ni mascarilla. Foto: Danny Mera / El Telégrafo

Continuar Leyendo

NACIONALES

Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dice que el coronavirus es el mismo de China, pero se comporta diferente, se mantiene en el aire

Publicado

on

A mediados de marzo ya se conocía que el virus al que la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó COVID-19 y que irrumpió en Wuhan a fines de diciembre, había mutado.

Los investigadores ven a esta etapa como normal, porque casi todos los virus que se han secuenciado hasta el momento presentan algunas diferencias con el primero.

Esto ayuda a entender cómo se comporta este virus. Por su capacidad de mutar, es importante averiguar si bastará con una vacuna para vencerlo o si volverá cada cierto tiempo con características modificadas.

Los investigadores ya conocen el genoma del SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad COVID-19. Ese es un gran avance, ¿pero y si de repente comienzan a notar que el virus está mutando?

¿Eso lo haría más peligroso para los humanos?

El ministro de Salud Pública de Ecuador, Juan Carlos Zevallos, explicó este sábado que es preciso mantenerse en distanciamiento social, porque este es un virus desconocido, nuevo, que se comporta de manera diferente como va evolucionando.

Es el mismo virus que estuvo en China pero va evolucionando. Aseguró que han visto en las últimas semanas que se comporta de una manera diferente, aunque es el mismo virus, pero se mantiene en el aire un tiempo importante, por eso han cambiado las medidas, y aconsejan el uso de mascarilla, de visor facial.

Virus y mutaciones

La mutación es parte de la rutina de los virus formados por cadenas de ácido ribonucleico (ARN), que transportan la información genética del virus.

A medida que un virus se reproduce haciendo copias de sí mismo, va generando unos “errores“ en su genoma que se traspasan a las futuras copias del virus.

Los virus tienen un ARN «propenso al error», explicó en la revista Nature el microbiólogo Nathan Grubaugh, de la escuela de Medicina de Yale, así que acumulan mutaciones en cada ciclo de copiado.

La información no ha sido confirmada por Tarik Jasarevic, vocero de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que anunció que «hasta el momento no tenemos evidencia de ningún cambio en el virus».

En un artículo de la revista Science Andrew Rambaut, biólogo evolutivo molecular de la Universidad de Edimburgo, explica que el SARS-CoV-2 acumula en promedio entre una y dos mutaciones por mes.

«Eso es entre dos y cuatro veces más lento que la gripe».

Peter Thielen, genetista molecular de la Universidad Johns Hopkins, afirma que solo se han visto entre cuatro y 10 diferencias genéticas entre las cepas que han infectado a personas en Estados Unidos y el virus original que se propagó en Wuhan.

La ventaja que podría dar una lenta mutación es que permitiría tener una vacuna efectiva más rápido, concluyen los expertos. (I) Fuente: El Universo

Continuar Leyendo

NACIONALES

Gobierno decreta retenciones a banca, petroleras y telefónicas

Publicado

on

El Gobierno emitió la noche del viernes 27 de marzo del 2020 el Decreto Ejecutivo 1021, por el cual se establece que bancos, empresas móviles y petroleras deberán retener ciertos porcentajes de sus ingresos e ir declarando y pagando al fisco de manera mensual.

Las instituciones financieras y las privadas de telefonía móvil deben efectuar una retención mensual de 1,75 % del total de sus ingresos gravados, obtenidos dentro del mes.

Las petroleras que tengan contrato de exploración y explotación de hidrocarburos, bajo cualquier modalidad contractual y las empresas de transporte de crudo deberán hacer la retención de 1,5 % del total de sus ingresos.

El comprobante de retención deberá ser emitido a nombre del propio agente de retención. El valor retenido será un crédito tributario para la liquidación y pago del IR. Se hará una declaración también mensual de dicha retención.

De esta manera, estos contribuyentes deberán realizar dos retenciones, una sobre los pagos que realizan a sus proveedores (a la cual se aplican las tarifas de resolución del SRI) y otra sobre sus propios ingresos, de acuerdo al nuevo decreto.

Desde el próximo 1 de abril también deben subir los porcentajes de retención del impuesto a la renta en bienes muebles y pagos a créditos en cuenta de acuerdo a la Resolución administrativa NAC-DGERCGC20-00000020, por la cual incrementó el porcentaje de retención del impuesto a la renta. El Gobierno había calculado generar liquidez para sí por unos $436 millones.

Silvana Pástor, directora financiera de la petrolera Gente Oil, dice que la medida afecta a estas empresas que ahora mismo trabajan a pérdida, pues están recibiendo pagos reducidos de las tarifas acordadas y deben asumir los costos de producción.

Explica que las petroleras han colaborado con el Gobierno manteniendo la producción al alza. Pero se les pretende retener un porcentaje adicional del ingreso gravado, que son las tarifas, y que ni siquiera están recibiendo.

Por otro lado, el Gobierno busca dar facilidades de pago de los impuestos a la renta y del IVA a varios contribuyentes.

Así, las microempresasempresas que tengan actividad en Galápagos, operación de líneas aéreas, sector turismo (exclusivamente servicios turísticos de alojamiento y de comidas), contribuyentes del sector agrícola, exportadores habituales de bienes, o sostienen el 50% de ingresos de actividades de exportación de bienes, podrán pagar el impuesto a la renta y el IVA en seis cuotas.

En el caso del IR, la primera y segunda cuota serán en abril y mayo y se pagará solo el 10 % del valor, cada mes. Las otras cuatro cuotas serán del 20 % hasta septiembre.

El mismo esquema se cumplirá para el pago del IVA de abril, es decir, cuotas desde abril a septiembre. El IVA también será pagado en seis cuotas que corren con un plazo de entre mayo y octubre y de junio a noviembre. (I) Fuente: El Universo

Continuar Leyendo

LO MÁS VISTO