Connect with us

NACIONALES

Tortugas laúd, en Manabí y luego de casi 4 décadas de primer registro de eclosión

Publicado

on

Alrededor de 50 huevos de tortugas laúd eclosionaron entre la tarde del sábado 23 y mañana del domingo 24 en el norte de la provincia de Manabí, constituyéndose en un hecho histórico para el país, ya que desde hace casi 40 años no se conocía del desove y menos aún del nacimiento de esta especie.

Desde 1983, en Ecuador no se tenían registros de nacimientos de tortuga laúd, la más grande de quelonios en el mundo, según Roddy Macías, jefe de proyectos en la costa continental de Ecuador de la organización Wild Aid.

Este organismo de defensa de especies vulnerables, en coordinación con la fundación Contamos Contigo Ecuador, la organización no gubernamental alemana GIZ y el respaldo del Ministerio del Ambiente, inició el pasado 26 de noviembre el monitoreo y custodia de ese nido de tortugas laúd.

En Twitter, Paulo Proaño, ministro del Ambiente, indicó que el sábado 23 reportaron el nacimiento de 38 ejemplares en el sitio Punta Bikini, cerca de la playa de San Clemente, perteneciente al cantón Sucre. Agradeció a las instituciones que cuidaron el proceso.

Macías comentó que pescadores de San Clemente avisaron a personal de la fundación Contamos Contigo Ecuador sobre huellas de 1,40 metros en forma horizontal que había dejado una tortuga, un hallazgo que daba cuenta de la existencia de un nido, pero no de la especie golfina, cuyo rastro es menos ancho.

«Los pescadores vieron huellas gigantes y enseguida nos llamaron e inmediatamente iniciamos un proceso de cuidado y monitoreo de este anidamiento», declaró Macías, quien añadió que a los integrantes de la fundación se les facilitó materiales para el monitoreo.

Ecuador solo había tenido desde 1980 a la fecha cinco registros de anidamiento de tortugas laúd, de los cuales solo de uno se tuvo reporte en 1983, en Puerto Cabuyal, cerca de Jama, norte de Manabí, declaró Macías.

Según el técnico de Wild Aid en Ecuador, hasta hace cinco años se creía que Ecuador no era un sitio para la anidación de esta especie que actualmente consta en la lista roja de vulnerabilidad de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), organización dedicada a la conservación de los recursos naturales.

Hipotéticamente uno de los factores que también incidía para que las tortugas laúd no desovaran en costas ecuatorianas sería el cambio climático, pues de acuerdo a Macías, los huevos deben permanecer en temperaturas de entre 28,5 y 29,5 grados centígrados.

«Lo que se hizo primero fue poner termómetros dentro del nido y estar monitoreando constantemente la temperatura, controlar que no se acerquen personas, perros u otros depredadores», declaró Macías, quien resaltó la labor constante de voluntarios y miembros de la fundación Contamos Contigo Ecuador.

Además, el Ministerio del Ambiente, buscando proteger más los huevos, desplegó una iniciativa de obtener doce huevos de este nido de 80 unidades para ubicarlos en una incubadora donada por Wild Aid.

Y precisamente de esa incubadora es de donde nacieron las primeras cinco tortugas, las otras surgieron del nido. La eclosión continúa este lunes y posiblemente se extienda al martes 26.

El nombre científico de esta especie es Dermochelys coriácea, llegan a medir 2,10 metros y pesar hasta 900 kilos, y de acuerdo con la UICN, esta tortuga se encuentra dentro de la lista roja de especies en la zona de vulnerable.

Cerca de Punta Bikini hay un segundo nido con 86 huevos dejados por otra tortuga laúd a inicios de diciembre del año pasado. Este nido, según Macías, fue reubicado porque se temía que el aguaje lo afectara.

«Si no lo reubicábamos al nido, el fuerte aguaje que se evidenció hace pocos días lo habría devastado», declaró Macías. Se prevé que este segundo nido de tortuga laúd eclosione a inicios de marzo. (I)

El Universo

Continuar Leyendo
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NACIONALES

Ministro de Salud renuncia al cargo en medio del plan de vacunación por la pandemia

Publicado

on

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, presentó este viernes 26 de febrero de 2021, su renuncia al cargo, el cual lo venía desempeñando por casi un año, luego de que reemplazó en el mismo a Catalina Andramuño, quien también renunció.

Al iniciarse la llegada de las dosis de la vacuna de Pfizer al país, en enero de este año, la autoridad de Salud fue cuestionada al privilegiar con la inmunización a su madre, quien se encontraba en un centro gerontológico privado en Quito.
En declaraciones de Zevallos, no rectificó esta acción, más bien la ratificó.

Posteriormente, fue nuevamente objeto de críticas al haber enviado invitaciones a los rectores de diferentes universidades para que sean parte del Plan de Vacunación Fase Cero o plan piloto, lo cual algunos de los académicos rechazaron, entre ellos César Montaño, rector de la Universidad Andina Simón Bolívar, quien agradeció y se excusó, pues dijo que la prioridad son las personas de primera línea de atención a pacientes con covid-19 y las de la tercera edad.

Además, muchos ciudadanos pidieron que se transparente la lista de las personas vacunadas, pero nunca se lo hizo, aunque al inicio se afirmó que el funcionario de salud que incumpla con los perfiles dispuestos para la vacunación serían despedidos y sus casos pasarían a la justicia ordinaria.

En la carta de renuncia que el presidente Lenin Moreno publicó en Twitter, Zevallos indica que “entrego un país funcional que se anticipó a decisiones acertadas, que en muchos momentos se constituyeron en referentes para la región. Las políticas de salud permitirán que, hasta el fin de su Gobierno, más de 2 millones de personas estén vacunadas”.

El Primer Mandatario respondió que “hay quienes solo ven errores. Respeto esa opinión. Yo prefiero recordar al ministro que aceptó la difícil tarea de conducir la salud del país en la peor crisis sanitaria que vive Ecuador y el mundo, y que con trabajo y sacrificio ayudó a salvar cientos de miles de vidas”. (I)

Fuente: El Telégrafo

Continuar Leyendo

NACIONALES

Ecuatoriano buscado por asesinato de un niño es detenido en España

Publicado

on

La Policía española ha detenido en Cornellà de Llobregat (Barcelona, noreste) a un fugitivo buscado en Ecuador por el asesinato de un niño de 11 años de un disparo en la provincia del Guayas el 21 de marzo de 2002.

Las autoridades ecuatorianas habían dictado una orden internacional de detención para la extradición del fugitivo, que ya está a disposición de la Audiencia Nacional española, después de ser localizado en los alrededores de la vivienda donde se ocultaba, informaron este viernes en un comunicado la fuerzas de seguridad.

Según las autoridades del país, el hombre interceptó a dos niños de 8 y 11 años a los que acusaba de ser ladrones y mató de un tiro en la cabeza al mayor de ellos.

La operación de búsqueda y captura se puso en marcha tras tener conocimiento, por medio de los canales de cooperación policial internacional, de que Ecuador había emitido una notificación de Interpol para la localización y detención del fugitivo, reclamado por asesinato.

Los investigadores españoles comprobaron la vigencia de la petición internacional y le asignaron máxima prioridad debido a la extrema gravedad de los hechos, la peligrosidad del buscado y la propensión a la evasión, según la notificación de Interpol.

Los agentes comprobaron que varias personas de su núcleo familiar residían en Cornellà, en la región española de Cataluña (noreste), adonde se desplazaron los investigaciones para dar con su paradero.

Gracias a los resultados de un dispositivo de varios días, los agentes ubicaron el domicilio del fugitivo, donde permanecía escondido. (I)

Fuente: El Universo

Continuar Leyendo

NACIONALES

Una bacteria protege al chocho de su principal amenaza y aumentaría la producción del grano en Ecuador

Publicado

on

En Ecuador la producción de chocho andino (Lupinus mutabilis sweet) es menor al consumo. Esto provoca que el país deba importar el grano desde Perú y Bolivia para satisfacer la demanda local.

Anualmente se cosechan algo más de 1.700 toneladas de chocho, según el Ministerio de Agricultura. El ente estatal afirma que el consumo promedio de este grano por cada ecuatoriano es de ocho kilos al año.

Una de las razones del debilitamiento de la producción nacional son las plagas y enfermedades que atacan a la semilla del chocho, lo que se traduce en una merma de las cosechas.

Para mejorar el sistema de producción del grano y encontrar soluciones sostenibles a las plagas, Viviana Yánez, docente-investigadora de la Universidad de Las Américas (UDLA), y César Falconí, catedrático de la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE), empezaron una investigación hace tres años.

Los catedráticos descubrieron que bacterias benéficas presentes en las raíces del chocho mejoran su crecimiento y su capacidad de defenderse contra las enfermedades.

Su estudio, publicado en la revista científica Biotechnology Lletters, identificó que la bacteria Bacillus Subtilis CtpxS2.1 promueve cambios positivos en el chocho andino, mejorando las respuestas positivas propias de la planta e influenciando el crecimiento y su resistencia a plagas.

Este microorganismo se obtuvo de zonas productoras del grano (Cotopaxi, Chimborazo, Pichincha e Imbabura) y se descubrió que controla con eficacia las infecciones en semilla causadas por antracnosis (un hongo que vive debajo de la testa de la semilla).

Las pruebas en laboratorio se realizaron en las instalaciones de la Universidad de Las Américas. Foto: UDLA

En el chocho andino, la antracnosis es la enfermedad de mayor impacto. Puede causar pérdidas importantes a lo largo del ciclo de producción y acumularse en la semilla por mal manejo.

Los pesticidas tradicionales solo logran controlar el hongo, pero no erradicarlo. Un 1% de infección es suficiente para producir una epidemia en un cultivo, indica Falconí.

Los investigadores trabajaron en laboratorio, invernadero y en campo (en esta fase participó personal de la Universidad Técnica de Cotopaxi) para comprobar que con la aplicación de la bacteria sobre la semilla se logra “reducir al 0%” las infecciones causadas por la antracnosis.

No solo se lucha contra enfermedades, sino que se gatillan mecanismos positivos en la planta, es decir, que crezca y produzca más. Son herramientas naturales”, indica Yánez.

Otro resultado importante es que la planta produce más proteínas y enzimas. Sin tecnología, los agricultores actualmente producen 800 kilogramos de chocho por hectárea, pero con la aplicación de un biofungicida, que contiene la bacteria Bacillus Subtilis CtpxS2.1, la cifra se elevó a 1,8 toneladas.

La bacteria actúa como un inductor de protección propia de la planta frente a las enfermedades que la atacan. La técnica utilizada para la aplicación de la bacteria sustituyó algunos aditivos propios de laboratorio para reducir los costos y facilitar en un futuro su uso por parte de los agricultores.

Se usaron fuentes de bajo costo como la harina de soya y la melaza. Lo que redujo su precio a $ 0,50 centavos por litro. Al ser una tecnología de bajo costo, disminuye las aplicaciones de agroquímicos que pueden afectar al ambiente y la salud animal, incluyendo la humana.

La bacteria Bacillus Subtilis CtpxS2.1 promueve cambios positivos en el chocho andino Foto: Cortesía UDLA

Un fungicida sistémico cuesta entre $ 70 y $ 80 los 500 mililitros, pero el fungicida que hemos desarrollado es infinitamente más barato. Somos los pioneros en formular un microorganismo mediante atomización, es decir, lo pasamos de forma líquida a polvo”, dice Falconí.

Además, desde el punto de vista agroindustrial, el uso de medios con productos de bajo coste permite hacer escalados de producción eficientes y comercialmente viables.

Según Falconí, el consumo del chocho en Ecuador es mucho más fuerte de lo que muestran las cifras oficiales: “Allí solo manejan el consumo del grano en crudo, pero actualmente hay muchos productos funcionales que contienen chocho, como barras energéticas, polvo, proteína, se elabora hasta pan”.

El estudio contó con financiamiento de la Senescyt por un monto superior a los $ 600.000. Actualmente, la investigación está desarrollando otro proyecto con fondos conjuntos entre la UDLA y la ESPE (por $ 34.000) para producción y formulación a nivel semindustrial de biofungicidas a base de Bacillus Subtilis CtpxS2-1, incluso para exportación.

Se realizaron pruebas en las zonas productoras de chocho en Ecuador ubicadas en la Sierra. Foto: Cortesía UDLA

Todo esto forma parte del macroproyecto La mejora de la cadena productiva del chocho en Ecuador.

Chimborazo tiene la mayor producción del grano en el país, con cerca de 800 hectáreas. Le siguen Cotopaxi y Tungurahua; ambas provincias suman unas 350 hectáreas.

Valor nutricional del chocho

El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) ha investigado, en diferentes estudios, las propiedades nutritivas del chocho.

Afirma que esta leguminosa se distingue por su contenido de proteína y por sus características agronómicas como rusticidad, capacidad de fijar nitrógeno atmosférico al suelo y adaptabilidad a zonas agroecológicas secas, ubicadas entre los 2.800 y 3.600 metros de altura.

El mineral predominante en el chocho es el calcio, con una concentración promedio de 0,48%, y se localiza principalmente en la cáscara del grano, por eso es recomendable su consumo sin pelar.

También tiene una concentración promedio de 0,43% de fósforo. Actúa como un controlador del calcio, para mantener el sistema óseo, actividad del músculo cardíaco y producir energía.

Entre los microelementos en el chocho sobresale el hierro, mineral básico para producir hemoglobina, transportar oxígeno e incrementar la resistencia a las enfermedades.

En Ecuador el cultivo de chocho se localiza en la Sierra, especialmente en Cotopaxi, Chimborazo, Pichincha, Bolívar, Tungurahua, Carchi e Imbabura.

Debido a su alto contenido de proteína y grasas, el chocho es conocido como la “soya andina”. En relación con otras leguminosas, contiene mayor porcentaje de proteína (42-51%) y es particularmente rico en lisina (aminoácido). En el país el chocho se consume, generalmente, en ensaladas, ají y cebiche vegetariano.

Estamos trabajando con el chocho, además, porque si revisan las proyecciones de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) para el reemplazo de cereales tradicionales (como trigo o cebada), se darán cuenta de que se está apostando por semillas que tengan mayor aporte nutritivo como las leguminosas andinas, entre ellas, el chocho”, dice Yánez. (I)

Fuente: El Universo

Continuar Leyendo

LO MÁS VISTO